Connect with us

INTERNACIONALES

El Papa Francisco suspende todas sus actividades de hoy por salud

Papa Francisco suspendió todas las actividades previstas en su agenda para este martes 26 de abril por consejo médico.

La Oficina de Prensa de la Santa Sede informó que “debido a un dolor en la rodilla, y por consejo médico, el Papa Francisco ha interrumpido las actividades previstas para hoy, incluida la participación en el Consejo de Cardenales, cuya nueva sesión está en marcha estos días”.

El 25 de abril durante una audiencia concedida a los Trinitarios, el Santo Padre explicó que se mantendría sentado por el dolor de rodilla que sufre.

Bromeó diciendo que hace un tiempo este dolor se llamaba “mal de monja” porque las religiosas “de tanto rezar de rodillas se enfermaban”.

“Esto se curará, pero mientras tanto se deben hacer las cosas bien”, dijo el Papa. null

El dolor de rodilla del Papa le ha obligado a cancelar o modificar diversos encuentros que tenía previstos. Dos recientes fueron la celebración de la Misa del Domingo de la Divina Misericordia el 24 de abril y la celebración de la Vigilia Pascual en el Vaticano durante esta Semana Santa de 2022. En ambas Eucaristías, el Santo Padre no presidió, sino que participó en la celebración sentado y leyó su homilía.

El viernes 22 de abril, el Papa Francisco canceló también todas sus actividades para realizar unos análisis médicos. Entre ellos, una audiencia con un canciller argentino.

En aquella ocasión, el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede confirmó que “el Papa ha ralentizado hoy sus actividades debido a los controles médicos que son necesarios hoy. Por eso la agenda está hoy vacía”.

Salud del Papa

Durante la Audiencia General del 26 de enero, el Papa Francisco bromeó sobre un dolor de rodilla que le impidió llegar hasta los peregrinos que lo esperaban.

Antes de impartir la bendición final, el Santo Padre explicó a los fieles reunidos en el Aula Pablo VI que no iba a poder recorrer los pasillos, como tradicionalmente lo hace, para saludar a las personas presentes por un problema de salud.

“Permítanme explicarles que hoy no podré estar entre ustedes para saludarlos, porque tengo un problema en mi pierna derecha; un ligamento de mi rodilla está inflamado. Pero yo bajaré a saludaros allí y ustedes pasarán a saludarme”, dijo el Papa indicando una silla en la que después se sentó para bendecir a algunas personas.

Sobre su problema de salud, el Santo Padre añadió en esa ocasión: “Es algo temporal. Dicen que esto solo le ocurre a la gente mayor, y no sé por qué me ocurrió a mí…”, concluyó sonriendo mientras que las personas aplaudieron.

El Papa Francisco, de 85 años, estuvo hospitalizado en el hospital policlínico A. Gemelli de Roma debido a una cirugía intestinal programada a la que fue sometido el pasado 4 de julio y por la que permaneció en el hospital durante diez días para su recuperación.

Continue Reading
Advertisement