Connect with us

PRINCIPALES

Albert Pujols llega a 700 jonrones y se une a un club selecto conformado por Barry Bonds, Hank Aaron y Babe Ruth

Albert Pujols alcanzó un nivel de grandeza solo igualado por otros tres peloteros en la historia del beisbol al conectar su jonrón número 700 XXXX. El dominicano se une a Barry Bonds, Henry Aaron y Babe Ruth como los únicos miembros del exclusivo club de los 700 vuelacercas.

Mientras el slugger de los St. Louis Cardinals marchaba en rumbo hacia la historia, los reporteros de ESPN Jesse Rogers, Buster Olney y Alden González conversaron con antiguos y actuales compañeros, pitchers rivales y otros grandes del béisbol para que nos describieran sus momentos favoritos y cómo ha sido la experiencia de jugar, lanzarle y simplemente ser testigos de uno de los más grandes jonroneros de todos los tiempos durante las dos décadas de vida de Pujols en las Grandes Ligas.

Los jonrones que no podemos olvidar

Mike Trout: “Este es el 600. Aquí se prenderá la locura”.

“El grand slam cuando conectó su 600. Sólo esa situación. Quiero decir, fue un momento importante del juego y todos pensaban lo mismo: ‘Éste es el 600. Aquí se prenderá la locura’. Y lo conectó. Le encanta el momento. Y ese es el tema: la gente me sigue preguntando: ‘Oye, ¿crees que llegará [a los 700]?’ Pues claro. La forma en la que Albert se prepara: no cambia su filosofía, no intenta sacarla de jonrón. Solo intenta hacer un buen swing a la pelota. Eso es importante”.


Manny Machado, Juego 3 de la Serie Mundial de 2011: “Podías lanzarle la bolsa de resina y probablemente la sacaría del estadio”

“Eso fue increíble. Quiero decir, no fallaba. Podías lanzarle lo que fuera y lo iba a batear. Hasta podías lanzarle la bolsa de resina y probablemente la sacaría del estadio. Un swing tremendo. Con todos sus cuadrangulares, si retrocedemos… su primer jonrón. Simplemente, admiro ese swing, lo elegante que es, por cuánto tiempo se queda dentro de la trayectoria. Es impresionante”.


Tony La Russa: “Nos dio la vida”

“En 2006, teníamos una ventaja importante y todos se lesionaron. Por eso, cuando llegamos a septiembre, teníamos dificultades para clasificar a los playoffs. San Diego llegó a la ciudad y era una noche de miércoles, perdimos los dos primeros partidos de la serie, estábamos por una carrera de desventaja en el octavo inning, los Padres pusieron en la loma a un pitcher muy bueno con la sinker (Cla Meredith) y él soltó un cuadrangular impulsor de tres carreras para ganar el encuentro. Eso nos dio la vida”.

“La verdadera razón que le da la fama es que se trata de un bateador de alto promedio con poder para extrabases. Juega con el marcador. Con corredor en segunda, intenta soltar una línea para sencillo y podría llevarla lejos para conectar un jonrón de dos carreras. Irá de línea de foul a línea de foul y le conecta a toda clase de pitcheos distintos. Cuando consigue ese giro con su swing, logra llevarla lejos”.


Paul Goldschmidt: “Si quieres escribir algo perfecto, así lo escribirías”.

“Ha conectado tres o cuatro jonrones que me han dejado absolutamente asombrado. Contra (Drew) Smyly y pasó por sus ojos, eso fue impresionante. El cuadrangular en Pittsburgh. Con ese jonrón, superó a A-Rod (en el ranking histórico de jonrones) y ganó el partido. Hubo otro cuadrangular para sellar la victoria con marcador 0-0 y la sacó de jonrón. Y aquellos batazos contra los Padres. Un partido con dos vuelacercas… casi que un cuento de hadas. Eso es lo que recordaré. Si quieres escribir algo perfecto, así lo escribirías: Albert en el momento de definir el partido… y saca la casta. Increíble.”