Connect with us

PRINCIPALES

Auditoría revela anomalías por más de RD$3,000 MM en gestión Agricultura 2013-2015

CDN

Luis Ramón Rodríguez estuvo en Agricultura desde el 2013 al 2015, cuando gobernó Danilo Medina

Santo Domingo, R.D.-Una auditoría de la Cámara de Cuentas revela que más de 3,000 millones pesos se manejaron de forma irregular por ex ministro de Agricultura, Luis Ramón Rodríguez.

Una investigación del programa Reporte Especial con Julissa Céspedes detalla cada uno de los puntos del organismo auditor que comprometen la responsabilidad del ex funcionario. Fue ministro en el gobierno del presidente Danilo Medina.

El reporte investigativo detalla que inobservancia a las disposiciones legales, anomalías, omisiones, incorrecta gestión en la administración de los fondos públicos. Además, de ilícito de defraudación, conductas antijurídicas y punibles son las calificaciones que le dio la Cámara de Cuentas a los hallazgos reflejados en la auditoría practicada al Ministerio de Agricultura en el periodo 2013-2015.

Las anomalías detectadas por el órgano de control ascienden a más de 3 mil millones de pesos. Y estas habrían sido cometidas durante las gestiones administrativas de Luis Ramón Rodríguez. El funcionario dirigió la institución entre el 2012-2014 y es sobre quien cae la mayor parte de los hallazgos. Algunos compartidos en menor magnitud con su sucesor Ángel Estévez quien fue titular de la cartera hasta el 2018

Hallazgos de la auditoría a Luis Ramón Rodríguez

Entre el 2013-2015 la entidad realizó retenciones a los pagos de proveedores por la adquisición de Bienes y Servicios por más 28 millones 359 mil pesos, correspondientes a anticipos de ITBIS y del Instituto de Auxilios y Viviendas. Recursos que no se remitieron a la DGII.

El reporte de Julissa Céspedes indica que otro de los hechos que llama la atención. Como son los ingresos no depositados en cuentas bancarias del Ministerio de Agricultura o en la Cuenta Única del Tesoro. Por ejemplo entre enero y abril del 2013 agricultura obtuvo en efectivo por concepto de permiso de exportación más de 27 millones de pesos. Y estos en vez de ser depositados en la cuenta de la institución, fueron entregados al director de nómina, Ramón Villaverde. Para la época tenia un salario de 100 mil pesos mensuales. Así lo establece la Cámara de Cuenta el destino final de los fondos es desconocido a la fecha.

Además, debían ingresar a la cuenta del Ministerio de Agricultura 904 mil pesos, pero estos se depositaron a Guillermo del Castillo, quien era el director del departamento financiero. El ex funcionario cobra por una pensión 40 mil pesos.

Violaciones a las leyes

Conforme la Cámara de Cuentas, estos hechos violan La Ley Orgánica 423-06 de Presupuesto, y la ley 41-08 de Función Pública. La legislación establece: que estos constituye faltas de tercer grado, cuya omisión dará lugar a la destitución del cargo por manejar de manera fraudulenta los fondos para provecho propio o de otras personas.

La investigación establece que se registraron alrededor de 97 millones de 145 millones de pesos que debían ingresar a la cuenta del Ministerio de Agricultura tras realizar una subasta de permisos de importaciones.

Asimismo, el documento detalla que 15 millones de esos recursos fueron depositados al Banco Nacional de Vivienda, ahora BANDEX con la finalidad de saldar una cuenta por pagar de la Empresa Casa Calín. Esa empresa obtuvo el 3 de marzo de 2011 permiso de importación, los cuales vencían el 11 de mayo de ese mismo año. Por lo que, esos permisos estaban vencidos en noviembre de 2013.

La Cámara de Cuenta detalla que la entidad recaudó por concepto de permisos de importación, pesticidas y sanidad vegetal 99 millones 580 mil. Dinero que no llegó a la Cuenta Única del Tesoro.

Otras irregularidades en gestión de Rodríguez Peña

En la administración de Luis Ramón Rodríguez Peña como ministro de Agricultura se realizaron pagos de nóminas por 1,928 millones 458 mil pesos con la ausencia de soportes en los expedientes de pago.

El documento detalla que tampoco localizaron documentos que sustente los pagos asociados a trámite de pensión. Ni a compensación de horas extras, servicios de seguridad, jornaleros, honorarios profesionales, entre otros.

Otro de los hallazgos que llaman la atención son los pagos por concepto de servicios especiales sin soportes. El Ministerio de Agricultura desembolsó más de 450 millones de pesos a un personal que no estaba nombrado en esa cartera. De esos expedientes no se evidenciaron nombramientos, contratos, reportes de asistencia, ni el trabajo realizado por los mismos, en buen dominicano botellas.

En la auditoria sale a relucir que entre el 2013 y el 2015 el Ministerio de Agricultura dejó de retener por Seguro de Salud y Fondo de Pensiones casi 26 millones de pesos a empleados de las nóminas de Servicios Especiales y Contratado. Por lo que, la entidad dejo de aportarle a la Tesorería por esos empleados más de 66 millones 904 mil pesos.

Asimismo, la institución dejo de retener y aportar más de 2 millones 913 mil pesos por concepto del Seguro de Salud y Pensión a la Nómina de Jornaleros.

Las pesquisas establecen que en el Ministerio de Agricultura entre el 2013 y 2015 se desembolsaron casi 100 millones de pesos en gastos de servicios no personales, materiales y suministros,  transferencias corrientes. Todos sin las facturas que justifiquen el desembolso.

Violaciones a la ley de compra y contrataciones

En la experticia se destaca que en violación a la ley de compras y contrataciones, el Ministerio de Agricultura realizó adquisiciones sin evidenciar el proceso de selección correspondiente por más de 141 millones de pesos. Entre las que están 17 millones de pesos en la compra de alimentos y bebidas para el personal. Además, 29 millones por concepto de alquiler de equipos de transporte y de construcción.

A las violaciones a la ley de compras y contrataciones se suma que la entidad realizó cuatro contratos para la construcción de 18 viviendas y rehabilitación de caminos. Durante la gestión de Luis Ramón Rodríguez por  casi 89 millones en las provincias Duarte, La Vega y Samaná, a pesar de que estas contrataciones se realizaron amparadas en los decretos de emergencia nacional 618 y 619-12. Pero, los decretos no incluían las provincias donde se realizaron estas obras.

En al menos dos casos, la Cámara de Cuenta le recomienda al Ministerio de Agricultura recuperar los fondos. Una de ellas, es debido a que  la entidad pago casi 2 millones de pesos por intereses atrasados de un préstamo contraído por la empresa Hortipack Constanza con el Banco Agrícola por 35 millones. Estos desembolsos fueron realizados sin la documentación que justifique las razones por las cuales tenía la obligación de cubrir ese compromiso de la empresa antes citada.

La otra es que la entidad autorizó el pago de los imprevistos sin ningún tipo de justificación por más de 11 millones a 12 contratos de construcción y rehabilitación de camino.