Connect with us

PRINCIPALES

El Papa condena la violencia machista: “Herir a una mujer es ultrajar a Dios”

El Pontífice aboga por ”proteger a las mujeres”, de las que dice ”no miran el mundo para explotarlo sino para dar vida”

El Papa Francisco ha condenado la violencia machista y ha reivindicado el papel de las mujeres en la Iglesia durante la celebración de la primera misa del año en la basílica del Vaticano, en la que se celebra la solemnidad de santa María, madre De Dios.

“Cuánta violencia hay contra las mujeres. Basta, herir a una mujer es ultrajar a Dios, que tomó la humanidad de una mujer, no de un ángel”, ha exclamado contra la violencia de género el Papa este 1 de enero, que también es la Jornada Mundial de la Paz. “La Iglesia es madre, es mujer. Por ello, desde este respuesta se puede encontrar el lugar de la mujer en la Iglesia“, ha recalcado.

En la homilía, el Pontífice ha presentado el pesebre de Belén como “la prueba de que Dios está junto a los pastores; nace en un pesebre, un objeto muy conocido para ellos, mostrándose así cercano y familiar”, y ha destacado que María “tuvo que pasar por el escándalo“.

“Pensemos en el sufrimiento de la Madre de Dios. ¿Qué hay más cruel que ver a su propio hijo sufrir la miseria? Es desconsolador. No se podría reprochar a María si se hubiera quejado por toda esa inesperada desolación. Pero no se desanimó. No se desahogó, sino que permaneció en silencio”, ha añadido.

”Promover a las madres y proteger a las mujeres”

En este sentido, ha destacado que la Madre de Dios enseña a sacar provecho de este choque. “Nos descubre que es necesario, que es el camino angosto para llegar a la meta, la cruz sin la cual no se resucita. Es como un parto doloroso, que da vida a una fe más madura”, ha dicho.

Así, el Pontífice ha invitado a tener “esta mirada inclusiva, que supera las tensiones conservando y meditando en el corazón, es la mirada de las madres“. “Es la mirada con la que muchas madres abrazan las situaciones de los hijos. Que no se desanima, que no se paraliza ante los problemas, sino que los coloca en un horizonte más amplio”, ha incidido.

En este sentido, ha señalado que “el nuevo año inicia bajo el signo de la Madre“. “Las madres, las mujeres, no miran el mundo para explotarlo, sino para que tenga vida. Mirando con el corazón, logran mantener unidos los sueños y lo concreto, evitando las desviaciones del pragmatismo aséptico y de la abstracción. Y mientras las madres dan la vida y las mujeres conservan el mundo, trabajemos todos para promover a las madres y proteger a las mujeres“, ha afirmado.