Connect with us

PRINCIPALES

Jean Alain teme por su vida en la cárcel de Najayo

La esposa del ex procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, denunció este martes que cinco implicados en la red de narcotráfico desmantelada mediante la operación Larva fueron trasladados al mismo recinto carcelario donde el ex incumbente del Ministerio Público cumple medida de coerción.

María Isabel Pérez asegura que los referidos imputados en la operación Larva, incluido el hijo del asesinado narcotraficante Florián Feliz, son personas de “un alto perfil peligroso”, a quienes durante la gestión de Jean Alain Rodríguez se le decomisaron 724.35 kilogramos de cocaína.

“Yo responsabilizo en este momento, de manera pública, al presidente Luis Abinader, como máxima autoridad que tiene que velar por la seguridad de todos los dominicanos, independientemente del partido al que pertenezca; a la magistrada Miriam Germán Brito, como máxima autoridad del sistema penitenciario dominicano y a los procuradores Yenni Berenice Reynoso y Wilson Camacho por la vida del exprocurador, su exjefe”, dijo María Isabel Pérez, al ser entrevistada en el programa El Gobierno de la Mañana.null

La esposa del exprocurador explicó que fue contactada por Rodríguez a las 9:00 de la mañana de este martes para informarle sobre la situación que considera pone en peligro su vida.

Esto que han hecho con él de ponerle a estas personas en 60 metro cuadrados, compartiendo con él 12 horas al día, para que puedan hacerle daño. Una persona que los persiguió, eso es inhumano, eso es incorrecto, eso viola todas las prácticas internacionales de seguridad, sobre todo a una persona que fue cabeza del sector justicia”, denunció.

Con voz entrecortada, María Isabel Pérez dijo que lo primero que hizo Jean Alain este martes fue pedirle el teléfono a la persona que le tocaba llamar a esa hora, para poderle denunciar esa situación, “y prácticamente despedirse de nosotros”.

El Ministerio Público sólo pudo lograr prisión preventiva para cinco de los 14 apresados durante la Operación Larva, el resto recibió una medida de coerción diferente por parte del tribunal.

La jueza Katherine Rubio, de la Oficina de Servicios Judiciales de Atención Permanente de San Cristóbal, declaró el caso complejo y dispuso el envío a Najayo de Rusber José Suárez Díaz (Ojitos), Jorge Luis Herasme Estrella, Ramón Eduardo Piña Reyes (Bombón y/o Guardia), Luis Jiménez (Bonsái y/o Luis Hookah) y Ángelo Spataro Rodríguez (Soni y/o el Italiano).

Contra el resto de los imputados dictó la libertad condicionada al impedimento de salida del país y presentación periódica. A algunos también se le impuso el pago de una multa.